Unidad de Sobrepeso

La obesidad es una patología caracterizada por un peso desmedidamente elevado, con la consecuente excesiva masa corporal con relación a la complexión de la persona.

Es considerado un problema porque, más allá de los criterios estéticos y psicológicos, la misma comporta efectos negativos sobre la salud arterial, movilidad física y esperanza de vida de la persona.

Protocolo de tratamiento de la obesidad

El tratamiento de la obesidad es piramidal, comenzando por la historia del paciente y qué hábitos provocaron el estado de sobrepeso. Sobre la base de los datos psicológicos, conductuales y las previsibles evaluaciones médicas, se decide el tratamiento de la persona.

Los puntos a considerar, en esta fase preliminar, son los siguientes:

  • Caso individual del paciente
  • Pruebas
  • Indicaciones y contraindicaciones
  • Diagnóstico

Una vez concluida esta fase se sabrá qué tipo de tratamiento es pertinente.

Tipos de tratamiento

1.- Dietético + Psicológico + Físico

Este tratamiento alude más a las costumbres, comportamientos y conductas del paciente. Es, sobre todo, un método re-educativo.

¿Para quién está recomendado?
Personas cuya masa corporal y peso, aunque con obesidad visible, no requieran de una intervención compleja.

Proceso del tratamiento
Limitación de consumo calórico, atención continua en la regulación de la dieta del paciente. Se necesita, evidentemente, de asistencia nutricional permanente para obtener resultados pronto.

Ventajas
Es más económico, no implica intervención quirúrgica ni hospitalización.

¿Qué resultados esperar?

  • Depende de la evolución y voluntad del paciente, así como de su metabolismo particular
  • Conviene no adelantar resultados antes del primer semestre
  • Si hay disposición y seguimiento, se puede lograr perder 20 kilogramos en menos medio año

Controles post tratamiento
El paciente deberá realizarse chequeos nutricionales periódicamente. Como es razonable, el tratamiento se hace en paralelo a un cambio del estado anímico, psicológico y emocional del individuo, cosa que se prolonga tras el tratamiento.

Es imperativo que la persona no reincida en las conductas que le llevaron al estado de obesidad, cosa que solo puede conseguirse con asistencia psicológica, si se la necesita, o con un asentamiento efectivo de los métodos de reeducación ya enseñados.

2.- Balón gástrico sin cirugía y con cirugía

Muchos pacientes necesitan, para poder limitar sus funciones digestivas de acuerdo al plan nutricional trazado, de algo que ocupe espacio dentro del estómago, que previsiblemente ha crecido en la medida que la persona engorda.

¿Para quién está recomendado?
Personas con una obesidad elevada, para quienes el apetito es algo creciente e inevitable.

Proceso del tratamiento
El balón gástrico con cirugía es una elipse que se introduce de forma quirúrgica dentro del estómago. Los balones gástricos sin cirugía se abultan dentro del estómago tras ser ingeridos, de modo que no se necesita ni anestesia ni endoscopia para su colocación.

El balón, se introduzca como se introduzca, ocupa un espacio dentro del estómago que mantiene, involuntariamente, al paciente lleno, de manera que desarrolla menos apetito y come, evidentemente, menos.
Ventajas
El balón gástrico con cirugía es más efectivo y duradero; el balón sin cirugía es menos invasivo, más cómodo y con menos secuelas para el paciente.

¿Qué resultados esperar?
La expectativa promedio es reducir entre 20 y 25 kilos en menos de un semestre. El paciente experimentará una continua sensación de saciedad, pues el balón está ocupando espacio del estómago.

Controles post tratamiento
Durante la pérdida de peso, y especialmente luego de esta, el paciente debe asumir una reeducación completa en el plano nutricional, alterando definitivamente sus hábitos alimenticios. De lo contrario, volverá a subir de peso.

3.- Método Apollo

Este método consigue reducir el espacio estomacal de una forma efectiva sin necesitar cirugía. Se realiza mediante endoscopia, es decir, haciendo uso de un aparato con cámaras que se introduce por la boca, llega al estómago y, una vez ahí, procede a la reducción.

¿Para quién está recomendado?
Personas con una obesidad elevada, con un apetito no posible de controlar con otros métodos y que desean resultados permanentes.

Proceso del tratamiento

  • Se anestesia al paciente
  • Se introduce el endoscopio por la boca del paciente
  • Luego, se sutura parte de la cavidad estomacal

A pesar de hacerse dentro de un centro clínico, este procedimiento es poco invasivo y se realiza en unos pocos minutos.

Ventajas
No implica hospitalización, no es complicado para el paciente y puede realizarse en un período de tiempo bastante corto.

¿Qué resultados esperar?
La disminución del apetito puede lograr que se pierdan más de 20 kilogramos en menos de 6 meses.

Controles post tratamiento
La dieta post operatoria se centrará en líquidos y asistencia re-educativa, a fin de que el paciente comprenda cómo funcionará su saciedad luego de la endoscopia y qué debe hace para mantenerse saludable.

4.- Manga gástrica

La manga gástrica es un método quirúrgico que “recorta” la longitud del estómago. El objetivo es limitar, de forma definitiva, la capacidad de ingesta de la persona.

¿Para quién está recomendado?
Personas a las que no se les pueda aplicar los otros métodos y requieran cirugía. Especialmente necesario para pacientes con obesidad de tipo III, cuya adaptación a la excesiva alimentación ha acrecentado demasiado el espacio estomacal.

Proceso del tratamiento

  • Se interna al paciente en el hospital
  • Se procede a la operación
  • Debe dejarse un margen prudencial de hospitalización seguido de un período comedido de reposo

Ventajas
Es definitivo; la persona no podrá volver a experimentar el aumento de peso de antes de la operación.

¿Qué resultados esperar?
A menudo, la manga gástrica hace aparejada de métodos nutricionales. De hecho, el procedimiento quirúrgico es el último paso luego de semanas, ocasionalmente meses, de dieta continua.

Controles post tratamiento
El paciente debe pasar por un período de reeducación que le enseñe sobre sus nuevos estados de saciedad. La dieta será líquida por un tiempo moderado o largo, dado que debe esperarse lo suficiente para asumir que, tanto interna como externamente, el paciente ha sanado. Es posible que se requiera recortar piel sobrante.

5.- Bypass gástrico

El bypass gástrico es un procedimiento quirúrgico que crea, dentro del estómago, una bolsita que estará directamente conectada a los intestinos.

¿Para quién está recomendado?
Como toda cirugía para tratar la obesidad, está aconsejada para personas con obesidad de tipo III, especialmente aquellas que no han mostrado una respuesta positiva a otros tratamientos en el pasado.

Proceso de tratamiento

  • Se interna al paciente en el hospital
  • Se procede a la operación
  • Debe dejarse un margen prudencial de hospitalización seguido de un período comedido de reposo

Ventajas
Debido a su utilidad y capacidad de conseguir velozmente los objetivos, el bypass gástrico es una de las técnicas que arroja resultados más rápidos. Como la manga gástrica, la solución del problema es permanente.

¿Qué resultados esperar?
Es posible perder más de un 60% de sobrepeso luego del primer año. Los resultados dependen, de todos modos, de la voluntad de cambiar de hábitos del paciente y de que se haga controles periódicos.

Controles post tratamiento
Como en todo procedimiento quirúrgico invasivo, el bypass gástrico precisa que el paciente asista, de forma continua y obediente, a sesiones de seguimiento, tanto en lo referente a conocer su consumo de alimentos como en lo referente al avance de la curación. Posiblemente se requiera recortar piel sobrante.

Calculadora de IMC: Indice de Masa Corporal

Ingrese peso (kg):

Ingrese Altura (m):

IMC:

Lectura:

Menú